Usted está aquí

Educación y Género. Aportes para el debate.

Educación y Género. Aportes para el debate.

Por: Fanny Samuniski y Natalia Magnone. En un proyecto educativo democrático, las instituciones educativas deben trabajar con perspectiva de género, condición necesaria para poder contribuir a la construcción de relaciones equitativas entre los hombres y las mujeres. La educación democrática incluye contenidos diversos, los más evidentes relacionados con la universalidad del acceso a la educación, a las formas de organización y funcionamiento social, a la representatividad, a la vigencia de los derechos. Estos enfoques no encaran el obstáculo que constituyen las inequidades de género para acceder a una democracia entre iguales diferentes. Es necesario que la educación se comprometa en la tarea de eliminar los contenidos y las prácticas sexistas de las materias y promover activamente la igualdad de oportunidades y derechos reales para niños, niñas, adolescentes, mujeres y hombres. “Una sociedad más tolerante, más respetuosa y democrática exige una labor educativa orientada a la eliminación de patrones discriminatorios.” “Una educación para la igualdad, una educación para la tolerancia, no surge de la relación espontánea entre educadores y educandos. No es un simple acto de “buena voluntad”. Para que tenga éxito como pauta educativa, se requiere una labor intelectual y emocional diferente, sensible, rigurosa y planificada. En la práctica docente no sólo se enseña a leer y escribir, se enseña a ser, y vale tanto lo que se jerarquiza como lo que se subestima”.Para poder iniciar este camino de cambios debemos hacer visible para nosotros/as cómo se construyen las identidades de género, y la responsabilidad de la educación en el proceso.